• Lectura de 3 minutos

Consejos para gestionar el estrés personal y laboral

El pionero en formación sobre cómo reducir el estrés y la ansiedad Jordan Friedman nos explica cómo podemos aliviar el estrés

by Haworth, Inc.

A veces, parece que no sale uno de una cosa y ya está metido en otra, ¿verdad? Solo unos pocos escapan al estrés colectivo que llevamos sintiendo los últimos años —eso sin mencionar una pandemia global que ha provocado una convulsión cultural y ha cambiado nuestra forma de trabajar, socializar y vivir—.

El ser humano no está capacitado para mantener este nivel de estrés durante toda su vida. Como consecuencia de ello, las personas están mostrando síntomas y emociones relacionados con el estrés que afectan a su vida tanto personal como profesional.

Muchos de nosotros podríamos beneficiarnos de ciertas herramientas para gestionar el estrés en nuestra vida personal y en el espacio de trabajo que nos ayudarían a aliviar todo tipo de estrés y ansiedad. "Por suerte, existen formas probadas de reducir el estrés", afirma Jordan Friedman, pionero en formación sobre cómo reducir el estrés y la ansiedad, y antiguo director del programa de educación sanitaria de la Universidad de Columbia.

Jordan nos acompañó en Haworth Connect, una serie de eventos en los que participan ponentes en torno a diversos temas para analizar distintas formas de crear un plan de gestión del estrés. Jordan se ha especializado en el aprendizaje de estrategias efectivas y específicas basadas en datos sobre la reducción del estrés, con independencia de cuáles sean las fuentes del mismo. Entre estas estrategias, se incluye su conocida técnica de relajación rápida.

El efecto dominó del estrés

El estrés puede constituir un obstáculo para llegar a donde queremos, ya sea un pensamiento claro, la concentración, la creatividad, unas relaciones sanas, la capacidad de realizar nuestro trabajo o, simplemente, el bienestar. Como resultado, se crea un efecto dominó que afecta a nuestra salud mental y física.

"Esto pasa siempre, y más conforme pasa el tiempo", afirma Jordan, que añade: "El estrés contribuye a las enfermedades y los trastornos. Es como un coche. Si no lo cuidas y lo conduces con todo tipo de climatologías, por toda clase de baches, y lo dejas aparcado en exteriores siempre, al final se avería y adquiere mal aspecto. Deja de funcionar como debería. Eso es lo que el estrés hace en una persona durante un tiempo prolongado". 

El nuevo ecosistema: Work from Anywhere

Los espacios diseñados antes de la pandemia podrían no ser adecuados en el futuro. Descarga la presentación 10 in 10 de nuestra convención virtual para obtener más información.

Consejos para gestionar el estrés personal y laboral

Hay algunas medidas que podemos tomar para intensificar la reducción del estrés:

  • Deja de ver las noticias a todas horas. La evasión puede ser un agente reductor del estrés muy eficaz.

  • Identifica cuáles son tus agentes desestresantes favoritos y más convenientes. Puede ser meditar, escuchar música o salir a dar un paseo. La gestión del estrés es algo personal.

  • Mejora tu descanso, tanto en calidad como en cantidad. El sueño es básico para la salud y el sistema inmunológico. La combinación de la falta de sueño y el estrés debilita el sistema inmunológico.

Reconocimiento del estrés y la técnica de relajación rápida

Un plan de gestión del estrés personal y laboral puede ayudarnos a ser más conscientes de nuestros niveles de estrés. Esto implica vigilar nuestro "cuadro de instrumentos" personal, es decir, los indicadores y baremos de estrés, y la mayoría de nosotros no lo hacemos lo suficiente para comprobar en qué estado nos encontramos.

Por ejemplo, el estrés afecta a la respiración, lo que a su vez afecta a la circulación sanguínea y a la temperatura de la piel. En nuestro organismo, se activa entonces el modo de lucha o huida para combatirlo. "Cuando esto ocurre, se concentra más cantidad de sangre en el corazón y el cerebro, con lo que circula menos sangre hasta nuestras manos, y la piel de nuestras manos se enfría", explica Jordan.

Una vez que te das cuenta de que estás entrando en estado de estrés —literalmente, que tienes los pies o las manos fríos—, la técnica de relajación rápida de Jordan puede ser de ayuda. En este caso, la técnica dicta que cierres los ojos e inspires, aguantes la respiración, y pienses para ti mismo "No tengo frío", y después, que exhales y te digas a ti mismo "Estoy tranquilo". Esta técnica de respiración con el diafragma estimula el nervio vago, que envía un mensaje al cuerpo de que toca relajarse y desestresarse. A la larga, esto contribuye a mejorar el ánimo y el bienestar. 

Las mejores estrategias para combatir el estrés

Para obtener más ideas de Jordan sobre el alivio del estrés, puedes ver su presentación completa de Haworth Connect grabada en vídeo.

Etiquetas:

Es posible que también te guste…